Cómo practicar magia negra

Existen varios tipos de magia, que suelen ser empleadas con distintas finalidades. Y entre ellas, la temida magia negra. Este tipo de magia negra es la encargada de realizar actos de liturgia mágica, cuyas formas, métodos, naturaleza y no son aceptados de manera común en la sociedad donde se manifiestan. 

Se trata de un tipo de hechicería donde se realizan maleficios, que han sido creado con la finalidad de causar enfermedades, infortunio o cualquier otro daño. La magia negra es conocida como todo lo contrario de la magia blanca. Por medio de estos hechizos es posible conseguir diversos poderes extraordinarios con la idea fija de dominar la voluntad y controlar la naturaleza de otras personas. 

Dónde empezó la magia negra

La historia nos señala, que al inicio no existía un límite entre la ciencia, la magia y la religión, pero que fue a partir del siglo XIII, que la magia se fue distanciado de manera progresiva de ciencia y de la religión. En el caso de la magia negra, es la empleada para perjudicar algún individuo o bien, con la idea de alcanzar un daño total al mundo. 

Quienes se inclinan por tal práctica, tienen como norte afectar a la sociedad y con ello, alterar los diversos tipos de materia orgánica o inorgánica que en ella se encuentran. En contraposición, encontramos a la magia blanca, la cual funciona como un neutralizante del daño ocasionado por la magia negra, actuando en beneficio de los individuos o del mundo, considerando que la dimensión de sus efectos dependen de  la capacidad de conexión que se posea con las distintas jerarquías de la oscuridad.

Magia roja o Magia negra

Denominada también Hematomancia, la magia roja conjuntamente con la adivinación, es una práctica en donde principalmente se emplea sangre u otros tejidos vivos, pero también puede ser llevada a cabo por medio del sexo. En la actualidad, distintas sociedades consideran a esta magia una especie de magia negra, por el uso de esos tejidos vivos o sangre de terceros, más no los propios, ya que de eso se encarga es la magia blanca. 

En algunas situaciones la magia negra es orientada a la sexualidad y al amor, pero en líneas generales su objetivo es alcanzar la destrucción o quizás la manipulación de la existencia de aquellos que no saben que se la aplican o le hacen ritos de brujería. 

Clasificación de los practicantes de la magia negra

  • Nigromantes: Son los especializados en llevar a cabo el estudio de la muerte y de alcanzar el control de cadáveres, así como de seres que se encuentran en otros planos, aunque también desarrollan otras capacidades como la creación de engendros. La diferencia de la nigromancia con respecto a las otras formas de hechicería, es que esta requiere de conjuros para poder realizarla, por lo que se vale de gran cantidad de fórmulas mágicas. Dichas fórmulas se encuentran sustentadas en conjuros con un idioma antiguo o Lenguaje Demoníaco o Idioma Antiguo. Al que practica la nigromancia es sencillo reconocerlo suele llevar ropa de color rojo, gris o negro y además lleva consigo un báculo o anillo con una gema granate, es decir, el Ópalo que lo vincula con su servus. 
  • Magos negros: Son los encargados de practicar la absorción de las energías. Siendo distinta a la nigromancia, esta se encuentra prohibida, pero éstos suelen valerse de la hechicería y poseen esclavos los cuales poseen una energía mágica considerable, les bloquean sus poderes y los usan como fuentes para incrementar su poder mágico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here