Amarres espirituales

Los amarres de amor espirituales no llevan ningún tipo de material más que la energía. Por ello, son muchísimo más fuertes y potentes, por eso deben hacerse con mucha más responsabilidad. Necesitas estar muy consciente de que el amor que sientes es real, pues pondrás en riesgo tu energía y debe valer realmente el esfuerzo.

Los amarres espirituales requieren de una gran preparación: durante siete días debes limpiar tu aura, pedir permiso y meditar todos los días. 

Pasos a seguir para realizar un amarre espiritual

Lo primero que debes hacer al despertar es meditar, pedir al universo que te ayude desde la energía del amor que todo lo mueve y puede transformar. Si dispones de algún guía espiritual, sería bueno pedirle su ayuda para este amarre.

Cuando ya te sientas conectado y listo con tu energía, lo primero que debes hacer es buscar un lugar tranquilo, relajado, con un ambiente de divinidad y paz, donde puedas concentrarte sin que nadie te moleste.

A continuación, cuando tengas el lugar para realizar el amarre, vas a preparar el lugar. Busca en Internet melodías para atraer el amor o mantras para el amor, música ambiental que te acompañe durante el proceso. Limpia el lugar, puedes utilizar piedritas si lo deseas o incienso para armonizar el espacio. Cuando ya todo esté listo, te vas a acostar en el suelo con tu música de fondo y tu incienso y te vas a conectar directamente con tu respiración.

Una vez estés bien conectado/a con tu respiración, vas a concentrarte en tu corazón, en sus latidos. Una vez seas consciente de los latidos de tu corazón, vas a imaginar un cordón que se ata a la madre tierra, sale de tu corazón y se une a la tierra hasta el fondo, hasta adentro. Lo siguiente es visualizar sobre ti a tu amado, como si estuviese flotando. Vas a imaginar que desde su corazón aparece un cordón, rosa, y desde tu corazón sale otro cordón del mismo color. Una vez hecho esto vas a visualizar como ambos cordones se entrelazan formando uno solo.

Oración para un amarre espiritual

“Así como nuestros corazones se unen hoy nosotros nos unimos, nuestra vida se une, nuestros sueños se unen, desde hoy somos uno ante Dios y ante la energía. Cuando termines de decir esto vas visualizar otro cordón que sale de tus partes íntimas, y lo mismo pasa con tu pareja, estos cordones se unen y dices, nuestros órganos reproductores se unen desde el amor, desde ahora pensamos y sentimos lo mismo somos un mismo ser me perteneces y te pertenezco.”

Una vez que termine con esto, es momento de envolverlos a ambos en una llama rosada de amor, y te vas a ir preparando para volver al aquí y en el ahora. El cordón que te unía a la tierra desaparece y poco a poco vas abrir tus ojitos. Haz esto durante siete días y te aseguramos que esa persona será tuya. Un amarre perfecto a nivel energético, una verdadera maravilla que te hará asombrosamente feliz. Practícalo siempre con la energía del amor y sin egoísmo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here