Amarres de amor con brujería blanca

¿Qué es un amarre de amor? ¿Funcionan?

Conseguir el amor ideal, único y eterno para muchas personas es la única manera de ser felices y poder realizar sus sueños en la vida. Es una situación que se presenta desde que el hombre habita en la tierra, ya que siempre ha requerido del afecto y la compañía por su naturaleza social.

Las mujeres en especial siempre estaremos ávidas de alguien que nos apoye, nos acompañe, comparta nuestros sentimientos, pero sobretodo, nos ame de manera sincera. Dicho deseo puede convertirse en nuestro único sentido de vida. En el transcurso de ella, puede ser que no lo hayamos logrado, si esa persona que amamos, no ha llegado, o se haya ido, o bien, puede ser que no nos presta atención o está con otra.

A lo largo de la historia, se encuentran relatos en los que las brujas se vieron en la necesidad de crear hechizos, debido a que ellas también fueron victimas del desamor. Desarrollaron fórmulas de hechizos para que nadie pasara por estos amargos momentos de soledad y aflicción, atrayendo el amor para quedarse siempre con ellas y ahora con nosotras.

Un amarre, siempre resulta atractivo

El fin de todo amaré es, que la persona a quien se le aplica, no pueda subsistir sin que estemos a su lado en cuerpo, alma y corazón. Que su único deseo sea estar a nuestro lado el resto de sus días. Pero además, que no desarrolle ningún gusto carnal por otra persona, y que su deseo carnal solo sea para nosotras.   

¿El amarre de amor siempre es de magia blanca?

El trasfondo que se encuentra inmerso detrás del deseo de ser amado, puede ser distinto en cada uno de nosotros. En oportunidades se comporta egoísta o altruista, lo que podría ser bueno, o quizás no tanto. Incluso podría llegar a ser un capricho, sin tener en cuenta su entorno, teniendo que afrontar las consecuencias de lo que pueda suceder a raíz de dicho hechizo.

Cuando solo queremos satisfacer nuestros deseos a toda costa, lo que estamos realizando es magia negra, ya que dicho hechizo solo busca lo que deseamos aunque el resto del mundo se vea afectado. A la larga pueden ocurrir desacuerdos y una eventual separación.

Pero si nuestra idea de alcanzar el amor, es de una forma sublime, en la que el ser amado venga a nosotros sin perjudicar a otros de su entorno, y que además nuestra conciencia se encuentre tranquila, entonces, usar el hechizo sin que nadie se oponga a ello, lo que estaremos haciendo es usar magia blanca. Esto se debe a que este tipo de conjuros o hechizos suelen ser más espirituales y libres.

Amarres de amor con brujería blanca

Los amarres o conjuros son siempre sencillos de realizar ya que solo requieren de alguna prenda u objeto, que por lo general se encuentra a nuestro alcance, como por ejemplo prendas íntimas, velas, azúcar, fotografías, entre otros.

Para realizar un amarre se deben emplear los tres niveles de conexión esotérica hacia la otra persona, estos son, mental, espiritual y sexual. De esta manera el hechizo resultará potente y más efectivo. En la mayoría de los rituales se hace uso de velas y se practican durante la luna llena, ya que, algunos amarres realizados por expertos cuentan con la posición de los astros para que se hagan efectivos.

¿Son sencillos de realizar los amarres?

Para realizar los amarres y que estos resulten efectivos, se deben hacer con fe y convencidos de que dicho acto tendrá un excelente resultado para que las energías que están en los centros inferiores se movilicen de manera éxitos. Éstas, se deben emplear de manera cuidadosa, ya que, pueden despertarse algunas pasiones que luego son complicadas de manejar.

Amarre de amor con ropa interior

Al iniciar un amarre, es importante ser humilde y agradecer la luz que te otorgan los poderes para que te sea conferido el favor. De esta manera, el hechizo tendrá la fluidez que necesitas para tu fin.

Para dicho hechizo requieres de dos litros de agua mineral, hilo en color dorado, una ropa interior tuya y una de la persona que deseas que esté a tu lado, aceite de almendras y dos velas: una blanca y una roja. Además, el rito debe ser realizado en la noche de un viernes de luna llena.

Procedimiento

Toma la vela de color rojo y enciéndela junto a la de color blanco en el centro de un recipiente amplio, en el cual colocarás luego el litro de agua. Junta las dos prendas y las coses con el hilo dorado mientras recitas siete veces:

Estás amarrado a mi para siempre, eres mi hombre (decir el nombre de la persona) por el resto de mis días,  así como yo soy tu mujer. Ambos estamos amarrados

Al finalizar la oración,  se colocan en el fondo del recipiente con agua, las prendas bien sumergidas. De ser posible, coloca encima algo para evitar que floten.

Para el segundo amarre, emplearemos los mismos ingredientes. Tendremos que colocar en el agua, tres gotas de aceite de almendras. Durante al menos quince segundos, deberemos pensar en todas las cosas agradables que has vivido con la persona que deseas a tu lado mientras miras el agua. Las velas deberán estar encendidas dentro del recipiente.

Una vez pasados los quince minutos, lo colocaremos a la luz de la luna y se dejará allí hasta el día siguiente. Tiraremos el agua lejos de las plantas y se colocaremos las prendas al sol para que se sequen.

Una vez se hayan secado, colócala donde guardas tu ropa interior junto a una foto de él. Debes usar la ropa interior que utilizaste para el hechizo cada viernes hasta que él, se encuentre totalmente contigo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here